Andorra te lo pone fácil. ¿Que más quieres?

Andorra es un país que vive de la gente y por la gente.

Todo el mundo sabe que, aparte de la gran importancia que dan en esta localidad al turismo, también se demuestra que procuran satisfacer las necesidades de la gente de la propia tierra y de quienes quieren formar parte de ella.
Un número altísimo de subvenciones y ayudas en todos los ámbitos sociales lo corroboran, pero hay que dar énfasis a los que hacen referencia a la vivienda, un bien muy apreciado por todos.

Respecto al alquiler de una vivienda, el Gobierno andorrano ofrece la posibilidad de obtener una subvención para pagar el alquiler de una vivienda. No se trata de una ayuda restrictiva por edad, sino que los jóvenes también pueden obtener un préstamo para independizarse en un piso de alquiler gracias a los créditos a la emancipación. Así mismo, se puede obtener un crédito para acceder a una vivienda de alquiler destinado a financiar los gastos que genera un nuevo contrato de alquiler.

Y no tan sólo para el alquiler, también brindan de oportunidad de poder obtener ayudas a la compra de la primera vivienda con la exención del impuesto sobre transmisiones patrimoniales (ITP), y también observamos que se crea la exención del impuesto sobre las plusvalías en caso de reinversión en otra vivienda habitual y permanente en territorio andorrano.

Por que no sea dicho, en el caso de que ya se tenga un habitáculo, pero no en buenas condiciones, el Gobierno presenta los programas de ayudas a la rehabilitación de viviendas y de edificios de uso de vivienda para incentivar la modernización del parque inmobiliario existente en cuanto a habitabilidad, seguridad industrial, accesibilidad, eficiencia o ahorro energéticos y mejora de fachadas.

A pesar de que el estado andorrano se basa en unos requisitos y condiciones preestablecidas para proporcionar todas estas ayudas, hay que mencionar que se facilita mucho a la gente la posibilidad de poder alquilar, comprar o rehabilitar un piso o casa en Andorra.

Si te ha gustado eres libre de compartir